Primera pauta del encuentro: Disponibilidad (V)

Siguiendo el hilo del post de la semana pasada… Seamos sinceros: en España, o en el mundo occidental, todo el mundo ha oído hablar de Cristo y, una inmensa mayoría de  personas, no aceptan esa historia, cuando no la han rechazado alguna vez o para siempre.

Sería muy presuntuoso por mi parte tratarte como a un idiota y dar por supuestas demasiadas cosas que muchos hermanos cristianos míos dieron por supuestas conmigo antes de que yo me encontrara con Cristo. No lo voy a hacer. Ese ha sido uno de los grandes errores de los cristianos de mi generación: dar demasiadas cosas por supuestas. Cada vida es un misterio que deja en pañales a Iker Jiménez y su Cuarto Milenio.

Entiendo por tanto que hayas dudado y que te hayas dado cuenta de que eso de que Dios se haga hombre, de que muera y resucite… es imposible.

Sí, molaría bastante lo de morir para un rato solo y luego resucitar, pero no puede ser. Los tiempos no acompañan para creer semejante locura, y los ejemplos de muchos de nosotros, cristianos, tampoco. Pero voy a contarte algo sobre mi religión que tal vez no te hayan contado o que te hayan contado mal. Los cristianos estamos empeñados en destacar las virtudes heroicas de nuestros santos, cuando para mí son mucho más edificantes sus virtudes villánicas, sus miserias, porque son con lo que más me identifico y con lo que más identifico a muchos de los que conozco. Me seduce mucho más que un vil tipejo como san Pedro fuese capaz de dar su vida por Cristo después de haberse cagado en los pantalones ante la acusación de una portera. El primer apostata de la Iglesia fue su primer Papa. La debilidad humana, el miedo, nuestros límites pueden hacernos sucumbir en cualquier momento. Sí, en cualquiera. La buena noticia es que ese Dios del que yo quiero hablarte, que Cristo… ya lo sabe y cuenta con ello. No hace descartes, más bien al revés, cuenta con ellos. ¿O acaso no le predijo a Pedro algo de un gallo?

Para Cristo no hay intachables y mediocres. Para Cristo hay gente dispuesta a conocerle, a dejarse hacer por Él, o gente indispuesta, corazones y mentes cerradas a darle solo una oportunidad. De modo que la primera pauta para encontrarse con Cristo es estar disponible. Cristo no obliga, solo espera, y la disposición se basa en saberse imperfecto, como Pedro. ¿Lo eres? Si es que sí, entonces, aunque no lo creas, ya tienes mucho recorrido hecho. La semana que viene, te contaré más del mío, que no te creas, aún le que da un huevo.

Gospa Arts
Síguenos en

Gospa Arts

Gospa Arts es una Plataforma de evangelización digital de producción y distribución de contenidos católicos escritos y audiovisuales.

Nuestro deseo es ser un altavoz de la evangelización digital del mundo hispanoy ofrecer y compartir proyectos en video de diferentes realidades de la Iglesia, que evangelicen fundamentalmente a través del testimonio cristiano, respondiendo así a la llamada a una Nueva Evangelización.
Gospa Arts
Síguenos en

4 replies on “Primera pauta del encuentro: Disponibilidad (V)

  • María

    Temblando hasta el tuétano, Le digo mi Sí cada día… Soy una de esas “villanas”, villana pobre que se entrega…

    Jesús, Hágase en mí, Hazlo Tú, porque yo me cago de miedito…. Hazme dócil a Tu Santo Espíritu, que confíe en Ti, porque me falta fe. En Ti y en mí… En tu propósito para mí, porque intuyo que me sobrepasa, y eso… joe, eso no se puede describir… me siento pequeña, insignificante, pobre…. Y sin embargo.. no es bueno que me sienta la nada para que Tú lo seas TODO?

    Soy pobre hasta en eso, y mira que has hecho milagros en mi vida, pero a veces soy tan cobarde… aunque luego, después de mis rebeldías, nacidas del pánico que me da vivir en el constante “Fiat” diario, de repente, en el rincón más escondido de mi alma, en donde sólo Tú puedes entrar, surge una Esperanza, una confianza que no viene de mí, y entonces puedo decirte que Sí.

    En el fondo confío en Ti, soy pobre, pero por pura Gracia sé que no importa porque Tú llevas mi vida. En mi debilidad Te haces fuerte en mi. Eterna lucha de Tu Amor con mi “querer llevar las riendas”…

    Y yo que hace años presumía de vivir la infancia espiritual…. Pues una vez más, por quincuagésima vez en el día de hoy: Hágase en mí!! Y lo haces!! Gloria a Ti!!!

    Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *