Creemos en un cadáver (I)

Ese es el problema de gente como yo, que soy cristiano. Y es que yo a veces entiendo al mundo más que a mí. Es normal. Porque nosotros, cristianos bautizados, de tradición cristiana y cultura de fe, vivimos metidos en un mundo que no cree que un muerto pueda resucitar. Y somos educados y formados para creer en un montón de cosas raras… pero no tanto.

Si alguna vez has tenido la ocasión de palpar un cadáver, sabrás como lo sé yo que se percibe perfectamente la ausencia de la persona que antes habitaba en él. Sí, tiene sus rasgos, su estatura y aún su peso, y aunque lo puedes tocar… ya no es él. Ya no es nuestro padre, nuestro amigo, nuestro hermano o madre… nuestro hijo. ¡La dureza de la muerte! La desnudez, nuestro límite más atroz.

Y de repente, en las catequesis, en las parroquias, en nuestros colegios de niños bien nos enseñan los martes, pongamos que de 09:00 a 10:00, en clase de Religión, que un cadáver enterrado hace dos mil años se levantó de su tumba para, a continuación, seguir con una hora de Matemáticas como si nada. Ahí lo dejan, y tú ahora métete a entender las derivadas y a despejar equis e íes griegas. Entre la experiencia de la fe contada y la de las matemáticas, al cabo de los años uno se apoya mucho más en las matemáticas, y en la física, y en la literatura, que en la fe. Al fin y al cabo, las matemáticaicas no engañan, y el cuento del muerto resucitado, por eliminación… parece que sí que lo hace. Porque ninguno de nosotros ha visto jamás resucitar a un fiambre.

Con esa pregunta dejo este mi primer post. Es bueno pensar si esto yo realmente me lo creo porque me lo han contado, o porque he conocido a ese resucitado. Cuando la he hecho mirando a los ojos, he visto a gente de misa dominical tambalearse esquivando la mirada. A ti no te veo, pero espero que me leas de nuevo la próxima semana, tanto si has decidido que sí te lo crees como si has decidido que no, para dejarme contarte cómo es posible que hoy haya gente como yo que cree que esto que nos contaron tan mal entre la clase de mates y la de inglés… es la más asombrosa verdad que pueda tener impacto en tu vida.

Gospa Arts
Síguenos en

Gospa Arts

Gospa Arts es una Plataforma de evangelización digital de producción y distribución de contenidos católicos escritos y audiovisuales.

Nuestro deseo es ser un altavoz de la evangelización digital del mundo hispanoy ofrecer y compartir proyectos en video de diferentes realidades de la Iglesia, que evangelicen fundamentalmente a través del testimonio cristiano, respondiendo así a la llamada a una Nueva Evangelización.
Gospa Arts
Síguenos en

One reply on “Creemos en un cadáver (I)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *